Seguidores

jueves, 21 de abril de 2011

"Todos fuimos heridos en Wounded Knee"

De acuerdo con el Sioux Falls Argus Leader , los americanos nativos que viven en la mayor reserva india de Dakota del Sur, Pine Ridge, se encuentran entre los más pobres y la mayoría carece de atención médica como cualquier persona en el país. Los informes de el desempleo en Pine Ridge nos dicen que este es de más del 70 por ciento. La pobreza resultante y el aislamiento rural favorece la depresión, el alcoholismo, el uso y abuso de drogas y la desnutrición, creando unas condiciones de salud que bien podría situarles como lideres en el Tercer Mundo.


Pine Ridge tiene el promedio de tasas más altas de cáncer, enfermedades cardiacas, diabetes y de enfermedades infecciosas, más de dos tercios de los casos de gonorrea que se dan en el estado se encuentran entre los nativos americanos. El Departamento de Salud de Dakota del Sur  registra que las tasas de mortalidad infantil en la reserva  es de casi 13 niños por cada 1000 nacimientos. Para poner esto en perspectiva, las tasas de mortalidad infantil por cada 1000 nacimientos entre la población  blanca en Dakota del Sur y en todos los  EE.UU. es de 5,5 y 6,8, respectivamente.
Los acuerdos firmados por el gobierno de EE.UU a finales de 1800 aseguraban la atención médica a los nativos que accedieran a vivir en la reserva establecida. para la Nación Sioux, si embargo el Indian Health Service (IHS), resulta mas que insuficiente.

                                     Niño en Pine Ridge Indian Reservation

Por otra parte la delincuencia y la formación de bandas juveniles se han visto incrementadas en proporciones alarmantes, el Departamento de Justicia distingue a las bandas de cosecha propia en las reservas de las bandas de narcotraficantes organizados de las zonas urbanas, llamándolos parte de un problema de la delincuencia juvenil en general de la nación india, que es instigada por la erosión del orden, la escasez de programas juveniles y una tasa de suicidio entre los jóvenes amerindios que es más de tres veces el promedio nacional.
"Las subvenciones federales a Pine Ridge han disminuido en la última década, la policía tribal se ha reducido en más de la mitad, contando sólo entre 12 a 20 agentes por patrulla para vigilar un área del tamaño de Rhode Island", dijo John Mousseau, presidente del Poder Judicial del comité de la tribu.

Esta historia es otra de tantas en las que la nación mas poderosa del mundo y que se autoproclama la mas firme defensora de los derechos humanos en el planeta, ejerciendo un papel de policia internacional que ella misma se otorga, nos demuestra que dentro de su territorio se sigue haciendo caso omiso a tales derechos con respecto a algunas partes de su población. Para conocer realmente la historia de este pueblo, me he permitido el lujo de documentar este post desde principios de 1800, fecha en la que comienza realmente el fin de este pueblo nativo de América.


Antes de 1.800  las tribus de las praderas comerciaron con exploradores españoles y franceses en la región en la que tiempo después se fundará la ciudad de St. Louis.
En 1.804 la expedición de Lewis y Clark llega a las Praderas del Norte y entra en contacto con las tribus Sioux.Esta expedición llegó hasta la costa del Pacífico, recorrieron casi 13.000 kilómetros en canoa, a caballo y a pie. Estaba formada por 40 hombres de los estados de la Unión y Canadá, entre ellos un expedicionario, York, que era un esclavo de raza negra. Su principal objetivo era encontrar una ruta al océano Pacífico que permitiera trasladar gente y mercancías. 

Se establecen las primeras rutas comerciales de la zona y la venta de pieles cobra importancia en el modo de vida Oglala. Oglalas y demás tribus Lakotas expanden sus territorios por las regiones que hoy constituyen Dakota del Norte y Dakota del Sur y hasta las Big Horn Montain de Wyoming por el oeste y el Platte River en Nebraska por el sur.

1.834.- Los Oglala son, durante este periodo, la tribu de mayor cohesión política y militar con dos jefes claros: Bull Bear (Oso Alzado) -el líder mayoritario- y Smoke (Humo).
 El comercio con los blancos quedó centralizado en las proximidades de donde después se construiría Fort Laramie, al norte de Platte River.
El primer asentamiento erigido en lo que sería el fuerte Laramie fue denominado «fuerte William» , lugar donde se producía el intercambio de pieles por otros productos de los cuales los amerindios carecian .Las instalaciones fueron vendidas a la American Fur Company en 1836, y mas tarde  fue erigido el «fuerte John», hecho de adobe, que reemplazó al fuerte William, hecho de madera.El fuerte John estaba localizado en una cima adyacente al río Laramie, de aquí que se le llegase a conocer con este nombre.. En 1849 el gobierno de Washinton conpraria el fuerte instalando una guarnición en el
Dos años después en 1.851 las tribus de las praderas del Norte -Lakota (sioux), Cheyenne y Arapaho- firman acuerdos con el gobierno federal para delimitar sus territorios y permitir el paso por ellos a cambio de pago a las tribus.

El tratado de Fort Laramie  decía que las tierras que rodean los Black Hills (los Cerros Negros, lugar sagrado de los lakota), que abarcan el este de Montana, Wyoming y el oeste de Dakota del Norte y del Sur, pertenecerían al pueblo lakota para siempre.

Entre las obligaciones y derechos del gobierno se estipulaban:


-Derecho del gobierno a erigir puestos militares y caminos en las zonas dominadas por los nativos.
-Protección a los nativos contra amenazas de los ciudadanos del país.
-Proveer de rentas anuales de US$50.000 dólares, en forma de insumos agrícolas, mercadería o animales domésticos, distribuidos de manera equitativa a los amerindios, por el térmimo de diez años (en un principio se establecieron 50). Prorrogables en términos no mayores a cinco años.
-De surgir cualquier violación al tratado, el gobierno se reservaba el derecho de retener las rentas, hasta que el daño hubiese sido cubierto a satisfacción.


Por parte los amerindios:

-Reconocimiento del derecho del gobierno a erigir caminos, fuertes o cualquier otro emplazamiento en sus tierras.
-Indemnizar debidamente ante cualquier violación del tratado por parte de bandas locales que infringiesen lo allí dispuesto.
-Reconocimiento de las tierras asignadas para cada etnia.
-Elección de jefes en representación de las diferentes naciones, con quienes se mantendrían las negociaciones pertinentes después de la firma del tratado.


Comienzan a llegar a la región las primeras caravanas de mineros, camino del territorio de Oregón y las minas de oro de Montana, atravesando el territorio lakota por la ruta que recibe el nombre de "El Sendero De Bozeman"( Ruta de Oregón).

El 3 de Septiembre de 1.855 un contingente de tropas del ejército de los Estados Unidos al mando del Coronel William Harney, compuesta por 1.300 soldados, arrasa una aldea Oglala Brulée, asesinando a todos sus habitantes. La matanza se inscribe dentro de una espiral de violencia que tiene su origen en la captura de una vaca -huida de la granja de su propietario- por parte de una partida de guerreros del jefe Oso Conquistador. Pese al intento de llegar a una solución negociada del incidente, Oso Conquistador es asesinado. Para vengar el hecho, algunos guerreros organizan una emboscada en la que caen treinta soldados.

En 1.862 se promulga la "Homestead Act" -Ley De Residencia-, según la cual se abren los territorios del Norte Central a nuevos asentamientos blancos y cuya consecuencia es la llegada masiva de colonos blancos a la región de Fort Laramie.A partir de estos momentos los altercados serán continuos, el exterminio de los búfalos, principal fuente de la alimentación y de abastecimiento de los nativos por parte de los colonos, conllevará a que en agosto de este mismo año se produzca el levantamiento de las tribus Sioux Santee en protesta por la invasión de sus territorios por colonos blancos. Los guerreros supervivientes de las represalias del ejército se refugian entre sus parientes occidentales -Teton-. Dos años después, en 1.864, el noventa por ciento de la tribu Santee y muchísimos Teton que les dieron cobijo habían sido muertos o llevados a prisión.

Los altercados y las masacres se sucedieron una tras otra, el 26 de Diciembre de 1.862 en Mankaton (Minnesota) son ejecutados treinta y ocho varones sioux

El 29 de Noviembre de 1.864 tiene lugar la Masacre de Sand Creek. Un ministro metodista, nombrado responsable de la milicia civil, organiza un grupo de voluntarios y soldados para eliminar un campamento indio cercano. Los asaltantes acaban con la vida de ciento cinco niños y mujeres y veintiocho hombres

Julio de 1.865 el General Patrick Conner desplaza tres columnas de soldados para organizar la invasión de Powder River. Los puntos de invasión serían las Black Hills, Paha Sapa y las montañas de Big Horn. La consigna era acabar con todos los indios varones mayores de doce años. Conner construye un fuerte en Powder River y se tienden raíles del ferrocarril en la zona camino de los yacimientos de oro de las montañas.

Del 24 a 26 de Julio de 1.865 tiene lugar la Batalla de Platte Bridge. Guerreros cheyenne y lakotas acaban con un destacamento de caballería que venía de recoger a un grupo de operarios del ferrocarril y a su escolta.

Finales de Agosto de 1.865.- Batalla de Tongue River. Una de las columnas del General Connor arrasa una aldea Cheyenne, matando a cincuenta indios (hombres, mujeres y niños) y destruye sus tiendas, sus víveres y sus pertenencias.Tras estos hechos el jefe Cheyenne Roman Nose organiza una partida de varios cientos de guerreros para a asediar a las cansadas columnas de soldados comandadas por Cole y Walker a su regreso a Fort Laramie. Armados de arcos, flechas, lanzas y rifles viejos hostigan constantemente a la caballería que se bate en retirada hasta su base.

El 14 de Octubre de 1.865 los jefes cheyenne de las tribus del sur firman un tratado por el que ceden al Gobierno de Washington la mayor parte de sus tierras, la mayoría en el Territorio de Colorado.

Los guerreros del jefe lakota Nube Roja consiguen aislar las guarniciones de Crazy Woman Creek y Powder River impidiendo llegar nuevos pertrechos durante todo el invierno, muchos soldados  sucumbirán al hambre, el acoso de los guerreros y las enfermedades.
Washington anuncian la firma de nueve tratados con los sioux -incluyendo a Brulées, Hunkpapas, Oglalas y Minneconjous-, ningún jefe de estas tribus firmó jamas estos acuerdos

                                                            Nube Roja

1.866  El Congreso de Los Estados Unidos otorga la igualdad de derechos a todos las personas nacidas en los límites de su Estado, excepto a los de raza india que quedan expresamente excluidos. Asimismo faculta a la presidencia para usar el ejército a fin de que haga imponer dicha decisión.
La Decimocuarta Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos reconoce el derecho de ciudadanía a la población negra. En ella no se verán reconocidos los auténticos nativos de estas tierras.

El Coronel Carrington comienza la construcción de Phil Kearney en plena región de caza y acampada de los guerreros sioux y cheyenne (entre Little Piney y Big Piney Creeks). Los cheyenne mantienen ocupadas a las tropas con un acoso constante mientras pactan una coalición con las tribus Lakota y Arapaho. Comienza la llamada Guerra De Nube Roja.

Los jefes Spotted Tail, Standing Elk, Dull Knife (Cuchillo Torpe) y otros líderes son convocados a firmar un Tratado de paz en Fort Laramie.Entre tanto, varios cientos de soldados al mando del Coronel Henry Carrington, llegan a Fort Laramie con la misión de construir nuevos fuertes a lo largo del Sendero de Bozeman, quedando descubiertas las verdaderas intenciones del gobierno federal.


El Capitán William Judd. Fetterman, al mando de ochenta hombres caerá en una emboscada al intentar apresar a algunos seguidores de Caballo Loco que acosaban a una caravana, cerca de mil guerreros Lakota, Cheyenne y Arapahoe caerán sobre ellos dando muerte a todo el destacamento en la zona de Lodge Trail Ridge.

                                                                      Caballo Loco
                                            
En 1.868 la firma del Segundo Tratado de Fort Laramie establece los límites de la Gran Reserva Sioux, territorio en el que queda excluida la presencia de colonos blancos. El tratado aseguraba para siempre a los sioux una región de Dakota del Sur al oeste del Río Missouri que incluía las Black Hills, sus montañas sagradas.
Apenas seis años mas tarde una expedición, liderada por el entonces Teniente Coronel George Armstrong Custer descubre oro en la región de las montañas Black Hills, de nuevo los buscadores de oro acudirán masivamente incumpliendo lo establecido en el Segundo Tratado de Fort Laramie.

                                      Teniente Coronel George Armstrong Custer

El 25 de junio de 1876. Custer, al mando del 7º Regimiento de Caballería, ataca un campamento indio en la proximidades de Little Big Horn donde se habían reunido lideres y guerreros de varias naciones indias, en especial Sioux y Cheyennes. Custer dividió su ejército en cuatro columnas y se dispuso para el ataque. El mayor Marcus Reno, con 131, el capitán Benteen con 113 hombres en el Sudoeste y Custer con cinco compañías (en total 215 hombres)
Esta estrategia le había dado buen resultado en la batalla de Washita, en noviembre de 1868, Custer había dividido su ejército de forma similar y había atacado el poblado simultáneamente por distintos frentes, consiguiendo la máxima confusión.
A las tres y cuarto Reno atacó la parte sur del gran campamento sioux cheyenne, del Hunkpapa Toro Sentado.
Algunas semanas antes, durante la ceremonia de la danza del Sol en Rosebud Creek, Toro Sentado había tenido una visión terrible; predecía un gran triunfo de los sioux y la muerte de muchos soldados en el campo de batalla. Animados por la promesa de esta imagen, los hunkpapa se quedaron en su campamento. «En lugar de huir, se multiplicaron hasta que formaron un gran frente para defender su poblado.»
 Esto hizo que Reno se batiera en retirada mientras Custer atacaba el otro extremo del poblado. Del mismo modo se enfrentaba a una masa de guerreros sioux y cheyenne, esta vez hunkpapas al mando de Gall, Oglalas y otros, al mando de Caballo Loco, y cheyenne, al mando de Hombre Blanco Domado: repelieron su carga. Al cabo de unos minutos, la Compañía L dirigida por James Calhoun quedó destrozada tras el ataque de  Crow King y sus guerreros. Las otras cuatro compañías, C, E, F e I, que quedaron sin caballos, lograron mantenerse.
No obstante, antes de las cinco, Custer y todo su ejército quedaron completamente rodeados y en menos de una hora estaban muertos.  La profecía de Toro Sentado se había cumplido, la batalla de Little BigHorn no se olvidaría fácilmente.

El gran campamento indio se dispersó tras esta batalla, un poblado de estas dimensiones agotaría los pastos y espantaría la caza. Muchos volvieron a las agencias tras la firma de un tratado, aunque la mayoría permanecieron en territorios del rio Powder bajo el mando de Toro Sentado, Caballo Loco, Caballo Americano, Cuchillo Pálido y Pequeño Lobo, sin embargo su libertad en suelo americano tenía los días contados.

1.890 Toro sentado es asesinado en la Reserva de Standing Rock. Advertido de lo ocurrido, el jefe Big Foot y su banda Minikowoju se traslada a Pine Ridge, para ponerse bajo la protección de un anciano Nube Roja. El 29 de diciembre de 1890, 500 soldados del Séptimo de Caballería, apoyados por algunas fuerzas auxiliares y una ametralladora, rodearon el campamento de Big Foot en Wounded Knee  con orden de escoltar a los nativos hasta un tren que los deportaría a Omaha, Nebraska. El comandante del Séptimo de Caballería llevaba órdenes de desarmar a los lakota antes de deportarlos por lo que movilizó sus tropas muy cerca de ellos. Según se cuenta, en la última fase del desarme se inició un tiroteo repentino donde nadie sabe quién disparó primero. Los indios lakota combatieron contra los soldados en una sangrienta batalla que se saldaría con 25 bajas de soldados americanos y mas de 250 sioux muertos, entre las víctimas indias 62 eran mujeres y niños. Una de las víctimas fué el respetable jefe indio Pie Grande, el hecho sería bautizado como La Matanza de Wounded Knee.

    El entierro de los muertos después de la masacre de Wounded Knee. Soldados de EE.UU. arrojan los cadaveres de los indios a una fosa común, algunos cadáveres están congelados en diferentes posiciones. Dakota del Sur

Ese mismo año, se acorraló a los últimos grupos de lakota en campos de concentración conocidos como "reservas".

Las consecuencias de mas de cien años de ocupación y represión armada han sido devastadoras. El promedio de vida de los lakota es de 46 años. El suicidio y el alcoholismo son altísimos. En 1973 había 137 iglesias en la reserva de Pine Ridge: más de una iglesia por cada 100 habitantes en un intento para que los indios abrazasen el cristianismo
Los indígenas son una de las capas más pobres de la población. En los años 60 el desempleo en la reserva alcanzaba el 54%. La mayoría de los trabajos eran del gobierno federal o tribal. Un tercio de la población dependía de la ayuda pública o de pensiones del gobierno.
En los años 70, solo la mitad de la tierra de la reserva pertenecía a los indígenas, y el gobierno federal preparaba un nuevo robo. Los Black Hills y la reserva de Pine Ridge contienen enormes depósitos de uranio, crucial para la construcción de armas nucleares. Los autores del libro Agents of Repression señalaron: "En general, los planes de industrialización de los Black Hills son asombrosos. El proyecto cuenta con un gigantesco parque industrial de una veintena de plantas de más de 10.000 megavatios operadas con carbón, una docena de reactores nucleares, grandes tuberías de lechado de carbón que usarán millones de galones de agua, y por lo menos 14 grandes minas de uranio".

Debido a la explotación de algunas de estas minas por parte del gobierno federal, toneladas de desperdicio radiactivo contaminaron el riachuelo Cottonwood y se filtraron a las aguas subterráneas de Pine Ridge, exponiendo a docenas de miles de lakota a la radiación del uranio. Esta situación, sumada a la constante represión policial que los afectaba como reserva por parte de agentes del gobierno, llevaría finalmente a los lakota a organizarse a través de una organización tradicional de corte autonomista y revolucionaria. Su nombre sería American Indian Movement (AIM) y su punto culminante la ocupación armada del Santuario de Wounded Knee en febrero de 1973.


La primavera de 1972 el Buró de Asuntos Indígenas impuso la candidatura de Dick Wilson como jefe tribal de la reserva, pasando  sobre la voluntad de los ancianos y jefes tradicionales. Wilson era un reaccionario, patriota a morir y detestaba a los militantes del AIM. Por ello una de las primeras medidas tomadas bajo su mandato sería precisamente declarar una guerra en contra de ellos y sus simpatizantes. Fue así como él y su grupo de mercenarios pagados con fondos tribales, llamados los "GOONS" (Guardianes de la Nación Oglala), comenzaron a amenazar, maltratar, golpear y tirotear a cientos de personas en la reserva, asesinando a una decena de miembros del AIM y quemando las casas de varios de sus activistas

El 27 de febrero de 1973, una caravana de 200 vehículos repletos de indígenas lakota, miembros del AIM y simpatizantes viajaron de noche al Santuario de Wounded Knee. Un líder del AIM explicaría más tarde esta decisión: "Nuestra idea inicial era ir al Buró de Asuntos Indígenas de Pine Ridge y botar el gobierno tribal a la fuerza. Pronto nos dimos cuenta de que eso era imposible, porque lo tenían completamente rodeado de alguaciles federales y agentes del BIA, bolsas de arena, ametralladoras y fortificaciones por todo el pueblo. Para evitar una batalla campal, decidimos venir a Wounded Knee, porque tiene una importancia histórica para nuestro pueblo y porque está ubicado en el corazón de la reserva Pine Ridge. Viniendo aquí, ocupando este lugar, le queríamos decir a la Nación Siux que podía contar con nosotros, que lucharíamos con ellos y los protegeríamos con nuestras armas de ser necesario".


Al llegar a Wounded Knee, los indígenas movilizados hicieron una declaración de sus demandas: En primer lugar solicitaban una audiencia con el gobierno federal para discutir la vigencia del tratado de Fort Laramie
de 1868. Y en segundo lugar, exigían una investigación judicial por múltiples asesinatos en contra del Buró de Asuntos Indígenas y el gobierno tribal de Pine Ridge dirigido por Dick Wilson.

El gobierno respondió con 500 policías, alguaciles federales, agentes del BIA y el FBI fuertemente
armados que rodearon Wounded Knee y pusieron barricadas por toda la carretera. Nadie podía entrar y
arrestaban a todos los que desde allí salían. Como describe el libro Agents of Repression: "En la primera
operación dentro de las fronteras nacionales desde la guerra de Secesión, el Pentágono invadió a Wounded Knee con 17 transportadores blindados, 130.000 balas de M-16, 41.000 balas de M-1, 24.000 bengalas, 12 lanzadores de granadas M-79, 600 cajas de gas lacrimógeno C-S, 100 rondas de explosivos M-40, helicópteros, aviones Phantom y personal militar bajo la dirección del General de Ejército Alexander Haig".
Los manifestantes, por su parte, excavaron también sus propias trincheras, pusieron barricadas e incluso formaron un escuadrón de seguridad dirigido por un lakota veterano de la guerra de Vietnam.
Establecieron además sistema de comunicación con radios de banda corta entres las trincheras y su cuartel general, y se armaron como pudieron con pistolas calibre 22, escopetas, varios rifles de caza, fusiles M-16 e inclusive u n AK-47 que el veterano a cargo de la defensa de la toma se había traído desde la selva de
Vietnam. De la misma forma y para eludir los retenes del gobierno, hacían traer a caballo o a pie raciones
de comida, medicinas y municiones desde el interior de la propia reserva.

Durante los primeros 70 días, los tiroteos con las fuerzas policiales y militares apostadas a escasos 2 kilómetros de la ocupación se hicieron habituales. Los organismo represivos dispararon miles de balas y lanzaron cientos de granadas de gases lacrimógenas para despejar las trincheras.

El 10 de marzo, las autoridades retiraron sus barricadas con la esperanza de que los indígenas agobiados por el tiroteo incesante en contra de sus posiciones se entregaran. Por el contrario, los miembros del AIM vieron como una victoria la retirada parcial de las fuerzas policiales y aprovecharon la oportunidad para fortalecerse en sus posiciones de combate. Cientos de simpatizantes llegaron entonces a Wounded Knee, trayendo consigo valiosos cargamentos con alimentos y medicinas, pertrechos y también por supuesto algunas armas.
Al día siguiente, los jefes y líderes espirituales de la Nación Oglala y los líderes del AIM declararon el renacimiento de la Nación Oglala Independiente. Ciento ochenta y dos oglalas, 160 indígenas de otras naciones y siete blancos se declararon ciudadanos Oglala en una ceremonia cargada de simbolismo al ser efectuada al interior del Santuario recordatorio de la matanza del año 1890. Exigieron además una discusión del Tratado de Fort Laramie con representantes del gobierno federal y renegaron de su ciudadanía  norteamericana izando al revés la bandera de lo Estados Unidos como símbolo de su libertad.

Una lakota recordó: "Por primera vez en años, el pueblo Lakota Oglala se podría organizar de acuerdo con los antiguos valores espirituales tradicionales. La vida de los indígenas es su espiritualidad. ¡Eramos libres!. Era la primera vez que teníamos libertad. Organizamos un hospital y una escuela para nuestros hijos, teníamos un comisariato colectivo y nuestra propia fuerza de seguridad para proteger nuestras fronteras. Hombres y mujeres se casaron, y nacieron niños en una tierra libre. Por 71 días el pueblo indígena mandó. Hombres y mujeres trabajaron lado a lado en la cocina, en los búnkers, en las patrullas, en el hospital, y en las escuelas y en las constantes negociaciones con el gobierno".

Cientos de personas caminaron muchos kilómetros por los cerros para unirse a la lucha o llevar comida y medicinas. Médicos y enfermeros de todo el país fueron a ofrecer sus servicios. Muchos eran veteranos de Vietnam, con entrenamiento militar y vasta experiencia en combates. De todo el mundo llegaron telegramas de apoyo. Miles de personas participaron en manifestaciones de apoyo por todo Estados Unidos y todo el mundo, y este amplio apoyo le impidió al gobierno lanzar un ataque militar de envergadura contra el Santuario como eran sus planes desde un principio.

Ante la imposibilidad de sacarlos por la fuerza de las armas, el gobierno norteamericano intentó sacarlos por la fuerza del hambre, poniendo más soldados y organizando constantes patrullas alrededor del Santuario a fin de impedir el reaprovisionamiento de los manifestantes. Desde el 11 de marzo muy pocos alimentos y medicinas lograron entrar a Wounded Knee. El 26 de marzo el gobierno cortó las líneas telefónicas y los últimos periodistas se fueron de Wounded Knee amenazados de represalias por parte de agentes del FBI. Esa noche el gobierno lanzaría un gran ataque en contra de la ocupación: ¡más de 20.000 balas en una sola noche!, que lograría derrotar a los manifestantes Lakota. Al día siguiente el gobierno anunciaría una docena de acusaciones en contra de todos los allí reunidos.

Paralelo a estas medidas, también se desataría una ola de represión a nivel nacional contra los simpatizantes de la ocupación. Durante las semanas siguientes, la policía allanaría organizaciones como la Cruzada por la Justicia, un grupo de Chicanos de Denver, Colorado, dispararía en confusos incidentes a numerosos indígenas y partidarios del AIM y procedería a la detención de todo el grupo de apoyo que suministraba alimentos y medicinas a los ocupantes de Wounded Knee.

El 5 de abril de 1973 las negociaciones se rompieron otra vez ante la insistencia del gobierno de pedir la entrega de las armas de los manifestantes. Clyde Bellecourt de AIM señalaría: "A nuestros compañeros no les gusta nada que lleguen alguaciles armados a buscarlos y ellos no tengan armas con que defenderse. Ellos tienen muy presente lo que le pasó a Big Foot y su gente el año 1890 en este lugar y desconfían totalmente del gobierno en este momento".
Ante la negativa de los indígenas, las fuerzas del gobierno comenzaron un gran tiroteo la noche del 17 de abril. Durante el tiroteo, un balazo le dio al Apache Frank Clear Water en la cabeza y lo mató. El 26 de abril, otra bala policial terminaría con la vida de Buddy Lamont, un descendiente Oglala de la Reserva de Pine Ridge. Ante la agudización del conflicto y el inminente desencadenamiento de una nueva masacre en dicho lugar, el 4 de mayo la Casa Blanca acepta en una carta una reunión con los dirigentes de la ocupación para discutir el Tratado de Fort Laramie, a condición de que estos entregaran la totalidad de sus armas y abandonaran la ocupación de manera pacífica. Cuando decidieron hacerlo el 10 de mayo, más de 150 personas de distintos pueblos indígenas norteamericanos se fueron de Wounded Knee durante la noche, llevándose consigo sus armas a sus propias reservas

Como es de suponer, tras finalizada la histórica ocupación, el gobierno norteamericano no cumpliría una sola de las demandas planteadas por los Lakota. El día 31 de mayo, día pactado de las reuniones, cientos de indígenas y líderes del AIM esperaban a los representantes de la Casa Blanca en Pine Ridge, sin embargo, un auxiliar de Nixon les entregó una carta que declaraba: "Los días de hacer tratados con los indios terminaron en 1871, hace 102 años...". Además, el gobierno no investigó al BIA como prometió. Tampoco sometió a un juicio criminal a Dick Wilson y su tropa de mercenarios. En cambio, el FBI acusó de conspiración y terrorismo a más de 700 personas en conexión con la ocupación lakota de Wounded Knee.

Durante los siguientes tres años 69 miembros y partidarios de AIM fueron asesinados en Pine Ridge. Hubo más de 300 ataques y tiroteos. AIM hizo todo lo posible por defender al pueblo y hacer cumplir sus demandas. En medio de esa lucha, el gobierno acusó falsamente a Leonard Peltier, un dirigente de AIM, de matar a dos agentes del FBI en un incidente en el interior de la reserva, se le encarceló de por vida, siendo hoy -junto a Mumia Abu-Jamal del Partido de los Panteras Negras- uno de los más reconocidos prisioneros políticos existentes en suelo norteamericano.

Roberte Redford fue el productor de una película documental de título Incident at Oglala: The Leonard Peltier Story, basada en los sucesos acaecidos en la reserva en 1975 que no ha sido distribuida a los cines ni americanos ni europeos para su visionado. Grandes personalidades mundiales como Dalài Lama y  Nelson Mandela intercedieron ante varios presidentes de EE.UU. sin éxito para conseguir el indulto
"Querían meternos a la cárcel, llevarnos ante sus tribunales, condenarnos a muchos años en sus penales. Querían infundirnos miedo. Pero no nos dejamos asustar por las amenazas del FBI. No nos preocupaban porque ya habíamos estado en sus penales desde mucho tiempo antes. Nos referímos a sus reservas", relataría Dennis Banks, uno de los líderes del Movimiento Indio Americano respecto de la situación de aquellos años.

Tambien en 1973 al actor Marlon Brando se le concede un segundo Oscar por “El Padrino”, pero lo rechazaria en protesta ante la forma que la industria del cine presenta a los indios y los sucesos de Wounded Knee, para ello mandaria una mujer vestda con ropas indias que leeria un comunicado y se negaria a recibir dicho galardón.   




El grupo Redbone grabó tambien un tema en que sería de grán popularidad en toda Europa. We were all wounded at Wounded Knee (Todos fuimos heridos en Wounded Knee)


















Esta historia es otra de tantas en las que la nación mas poderosa del mundo y que se autoproclama la mas firme defensora de los derechos humanos en todo el mundo, ejerciendo un papel de policia internacional que ella misma se otorga, nos demuestra que dentro de su territorio se sigue haciendo caso omiso a tales derechos con respecto a algunas partes de su población.


































































 


















                                             Marcha hacia Wounded Knee 1973

No hay comentarios:

Publicar un comentario