Seguidores

domingo, 20 de marzo de 2011

" Y Valencia ardió "

Ya ha acabado todo, las cenizas y los residuos que hubiesen quedado por las calles ya han sido recogidos sin dejar apenas rastro de los sucedido esta noche pasada. A excepción de algunas manchas negruzcas en el pavimento de las calles,y algunas lágrimas derramadas por los hermosos ojos de las falleras, solo el recuerdo de las gentes de esta comunidad son los únicos vestigios de lo ocurrido ayer noche,  noche en la que hasta la  Super Luna se acerco a Valencia para ver las fallas, según la NASA, 26.323 kilómetros, imagino que lo suficiente para poder ver como los monumentos falleros ardían.



La palabra “falla” va unida a la idea del fuego mediante dos acepciones. La primera hace referencia a una antorcha o luminaria a las cuales ya se les hace referencia en textos antiquísimos como “las crónicas de Jaume I” y que las describían como luminarias urbanas, antecedentes de las actuales farolas.

La segundo acepción tendría que ver con la costumbre de festejar algún acontecimiento, como los que hubo en Valencia en el año 1538 para conmemorar los 300 años de la reconquista de Valencia por Jaume I, o para servir de aviso ante posibles peligros como las que se encendían en lo alto de la torre del Miguelete para anunciar la presencia de piratas.

El origen de la fiesta, tal y como es conocida hoy, tiene lugar en los humildes talleres de carpinteros y de una forma bien curiosa.
En una época en la que no existía la luz eléctrica, los carpinteros veían, cuando llegaba el otoño, que la luz del día se acortaba y les dificultaba a la hora de trabajar. Para solucionarlo idearon el “parot”, consistente en un palo vertical sobre un trípode y con uno o varios brazos donde colgaban velas y candiles para iluminar el taller.
Después del invierno con la llegada de días más largos, estos armatostes eran sacados a la puerta del taller y, en medio del júbilo de las gentes que allí se congregaban, se le prendía fuego. Para alimentar bien esas llamas, aparte del “parot”, los maestros de la madera acumulaban a sus pies virutas y restos de sus trabajos.

Debido al diseño del “parot”, un palo con brazos, pronto la imaginería de las gentes comenzó a dotar a este instrumento de apariencia humana. Así, uno le colocó un sombrero, otro un abrigo viejo…, y lo que al principio era un montón de madera, se convirtió en el “ninot”, la pieza clave de las fallas.

Pronto la idea de juntar varios “parots” o “ninots” juntos empezó a ser habitual ya que se pasaba a describir chismes, o historias pícaras que afectaban al barrio o a una calle en concreto. De hecho, en la actualidad, las fallas giran en torno a una historia central que suele ser una sátira hacia temas tan dispares como la política, el deporte o la prensa rosa.
Sin embargo, aún faltaba un elemento básico hoy en día en los monumentos falleros.
Cuando se escenificaba una escenificaba una falla, era normal que la gracia solo la entendieran las gentes de la misma y, lógicamente, los visitantes no entendían nada de la representación. Para solucionar este problema y acercar la falla al resto de la población se recurrió a la elaboración de unos textos explicativos.El “llibret”

El “llibret” contenía la explicación y la relación de la falla. Se trata de unos textos escritos en valenciano y siempre en verso donde, de forma cómica, crítica o incluso erótica, donde se explica al visitante el tema de la falla que está contemplando

Una simple quema de desechos de las carpinterias, recortes,virutas y demás desperdicios inservibles para el carpintero, que se apilaban y eran pasto del fuego el día de San José, patrón de este gremio, ese es el comienzo de una fiesta hoy grande a nivel mundial.
Ayer, Valencia, celebró además del día del padre, ( felicidades para todos los padres, incluido yo ) esta fiesta llena de colorido donde los Ninots, auténticos monumentos artísticos, representan escenas con infinidad de personajes  que de un modo u otro han tenido relevancia en el transcurso del año.


 Anoche el fuego purificó todo aquello criticable, con la esperanza puesta en que el año entrante sea diferente, y los artistas falleros, aquellos que transformaron un boceto en una escultura, hoy de corcho blanco, antes papel y cartón,  tengan menos argumentos para sus carteles, al menos argumentos reprochables.


   
     La falla Convento Jerusalem ha sido la ganadora del premio a la mejor falla este año 2011


Estos días las calles de Valencia  han rebosado de gentes llegadas desde todas las partes del planeta. Si se trata de la primera vez que llegan para pasar unas fiestas falleras, lo mas predecible es que piensen que en esta tierra estamos todos un poco locos, a lo mejor tienen un poco de razón. En esta fiesta se unen varios aspectos que definen una cultura: el fuego, la música, la pólvora y la calle.



Desde el 15 de marzo hasta el 19 de marzo los días y noches en Valencia son una fiesta continua, aunque ya desde el 1 de marzo se hacen mascletás, espectáculo de petardos y fuegos artificiales, en el que se obtienen composiciones musicales a través del ruido de los cañones de pólvora. Estos espectáculos tienen lugar en la Plaza del Ayuntamiento, en el centro de la ciudad, a las 14:00. Algunas comisiones falleras disparan mascletaes junto a sus casales durante la semana fallera


                                                             1ª Mascletá fallas 2011

Casi en cada calle de la ciudad hay un Casal Faller, lugar de reunión de cada una de las comisiones falleras, que durante todo el ejercicio buscan fuentes de ingreso para poder pagar la fiesta y su propio monumento. Además, normalmente cada comisión consta también de una comisión infantil, formada únicamente por niños, que también planta su propia falla. Las fallas infantiles miden, como máximo, 3 metros de diámetro y están compuestas por figuras de estética más próxima al mundo de los niños y generalmente no muestran temas críticos.


Dos días también grandes para los falleros son el 17 y el 18 de marzo cuando se realiza la ofrenda de flores a la Virgen de los Desamparados "La Cheperudeta". Todos los falleros (as) pasan ante la virgen depositando ramos de flores de diferentes colores, con los que se ira tejiendo un manto que vestirá la estructura de madera que representa el cuerpo de la virgen.



                                                                La Nit del Foc

La Nit del Foc es otro de los acontecimientos grandes que se celebran durante esto días, para ser mas exacto un día antes de la Cremá. Castillos pirotécnicos llenos de luz, colorido y musicalidad que durante cerca de media hora alegran la noche valenciana para todos aquellos que a una distancia de seguridad prudente se acercan a disfrutar de esta maravilla.

Hoy en las calles ya se han retirado las vayas que contornaban el perímetro de las fallas,y las placas que prohibian la circulación de los vehículos, todo ha acabado,¿o no?, porque como decían en aquellos famosos dibujos animados de la Warner "Pronto volveremos con más diversiones". Así es, al día siguiente de la cremá las gentes implicadas en esta fiesta del fuego ya están realizando los preparativos para el próximo año, de modo que estáis todos invitados a esta Valencia en llamas del año próximo. Se nota que es mi tierra ¿verdad?.








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada